Los demonios de la mente

Wow, regresé a mi blog 5 años después y encontré un draft con este título: Los demonios de la mente. 5 años y siguen aquí, presentes, constantes, castrantes.

Mi vida ha cambiado mucho. Nueva York me cambió muchísimo de forma y fondo, no necesariamente para bien. Las inseguridades crecieron al igual que los desapegos. El cuestionamiento de absolutamente todo que no tiene respuestas. Decidir una nueva vida. Y las ilusiones de ciertas cosas ahora en México, también se empezaron a desvanecer. Siempre se vuelve al punto inicial, a empezar de cero. A reinventarse. A crecer.

Regresé a mi vida corporativa, fascinante, demandante, estresante; con eso responsabilidades, decisiones, deadlines, regaños, angustia y muchas risas y aunque se ha mermado un poco mi capacidad de hacer amigos y siento que mis social skills son de una niña de 4 años, una vez que los encuentro no los suelto jamás. Como siempre sumamente afortunada de estar rodeada de grupos de amigos que son mi roca, me aceptan, me quieren, y ese cariño siempre es correspondido. De mi familia. Y a veces, cuando hay luz, de mi.

Los demonios. Ese será tema de otro día…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s