El síndrome del cangrejo mexicano

¿Cuál es su primer pensamiento cuando se enteran de que a alguien le está yendo bien? ¿Que de probablemente no tener nada, ahora goza de una buena posición, lujos y dinero? Pocas personas conozco que se alegran de corazón. La mayoría se cuestiona cómo alguien pudo llegar a tener eso que ellos no tienen.

El síndrome del cangrejo mexicano no es un mito, es un espantosa realidad de nuestra sociedad.

Definido de la siguiente manera: El síndrome del cangrejo mexicano es una teoría de la psicología social en la que alguien al no lograr sus objetivos, o subir de puesto, culpa a la sociedad de sus fracasos personales, creyendo que todos conspiran contra el.
El concepto fue desarrollado por Sigmund Freud, quien se inspiró en una ida a la pescadería, donde encontró un señor vendiendo cangrejos vivos en una cubeta. Había 3 cubetas, con cangrejos americanos, cangrejos japoneses y cangrejos mexicanos. De las 3 cubetas, solo la de los cangrejos mexicanos estaba sin tapadera.
El vendedor explicó que si no tapaba a los cangrejos americanos, empezaba uno a escalar hasta que por esfuerzo propio saltara de la canasta y se escapara… con los cangrejos japoneses.
Con los cangrejos japoneses era similar, cuando uno se quiere escapar, empieza a apoyarse en los demás, y éstos van empujándolo hacia arriba apoyados en otros y así sucesivamente, de tal manera que se forma una pirámide hasta el borde y entonces el cangrejo se escapa.
Los cangrejos mexicanos, en cambio, cuando uno está tratando de sobresalir, entre todos se encargan de jalarlo para abajo.1

Esto no debería de ser novedad, pero desgraciadamente para mi se ha hecho mucho más evidente al tener la oportunidad de trabajar fuera de mi país. Me he encontrado con mexicanos, especialmente en Twitter que me preguntan si me dedico a tratar blancas, si me vine de mojada cruzando el Río Bravo, si trabajar en casas “deja bien”. Incluso el otro día leí que “todos los mexicanos que van a trabajar a EU son nacos.” La ignorancia es absoluta. No pueden creer que una mujer mexicana preparada pueda alcanzar un puesto ejecutivo en una compañía multinacional. Dudamos de nuestras propias capacidades. Es lamentable que la gente hable a partir de la ignorancia. Mucha gente se sentiría ofendida, yo no. Imagino su vida limitada y patética y solo puedo agradecer mis oportunidades. Tan limitados que no se dan cuenta que para la mayoría de la gente que lo hace es porque en su propio país son discriminados y no tienen ninguna posibilidad de salir adelante. Obvio esas personas aquí ya traen su iPhone 5 y los que los critican no lo pueden comprar.

Nos hacen falta muchas cosas como mexicanos para poder ser un país de primer mundo, empezando por echar abajo nuestros prejuicios, paradigmas, nuestras barreras emocionales y psicológicas.

Sabemos que existe mucha corrupción en nuestro país y sería incluso irrisorio no reconocer cuales son nuestros defectos como país pero también existe mucha gente capaz, brillante, honesta, trabajadora, innovadora, visionaria, ambiciosa y esas son las cosas que debemos aplaudir, apoyar, presumir y empujar para que sean lo que representa a nuestra sociedad.

Hay muchas características que nos hacen falta y de las cuales podría hablar, como: ser puntuales, trabajadores en equipo, honestos, respetuosos, evitar la desidia e infinitos más. Podría extenderme mucho en cada una de éstas, para mi se resume en que es una cuestión de educación y valores, no importa si se es rico o pobre, si se vive en la ciudad o en la sierra, si se anda en Mercedes o en metro. Se trata de lo que transmitimos, de lo que también llevamos en los genes y es admirable como nuestra alegría, creatividad, ingenio, patriotismo. ¿Que vas a hacer hoy para llegar a eso?

No existe tal cosa como “envidia de la buena”. Recordemos siempre que el sol sale para todos.

Sígueme en Twitter: @niuyorkina

1 Inciclopedia.wikia.com

Advertisements

4 thoughts on “El síndrome del cangrejo mexicano

  1. cadillacrosa

    ¡Hola Niuyorkina! Me encantó esta entrada. Me leíste la mente. Yo acabo de pasar por algo similar. El 70% de mis conocidos me preguntaron si me venía a Nueva Zelanda de ilegal. Al decirles: “no, conseguí una visa de trabajo”, todas esas personas me cuestionaron de donde había encontrado “el conecte”, o a quién le había dado “una lanita”. Decirles que seguí todas las instrucciones y así apliqué y me gané el lugar y el derecho a trabajar lo percibieron en su mayoría como una ofensa. Y al final la pregunta de ¿y eso es caro? (que obvio si es carísimo) me lo refutaron con el clásico: “¿y tú de donde chingados sacaste tanto dinero?”. El dinero se gana, no se “saca” de ningún lado. Ya de plano corté contacto con mucha gente que siempre que puede me informa de como “me van a regresar, porque son unos culeros”. La gente en México tiende a proyectar muchísimas de sus propias inseguridades en los demás, y les fascina ver moros con tranchetes.

    Felicidades por el blog, guapa.

    Reply
  2. Edu (@lalo29_us)

    pues fijate que yo siempre he vivido algo similar. cuando llegue aqui de ilegal todo mundo me vio como algo menos y en el restaurant donde trabajaba no faltaba quien me lo recordara y me hiciera menos. pero esto solo me sirvio para luchar mas y aprender. no me quede lavando platos como los demas. no quise vivir en bola como todo mundo. en menos de un año me independice y llegue a ser el encargado de la cocina. aprendi ingles y sali adelante sin la ayuda de nadie. ahora 20 años despues muchas de esas personas siguen en el mismo lugar y con la misma actitud. yo no soy mas ni menos que nadie simplemente me gusta luchar y salir adelante.
    he escuchado por conocidos como la gente del medio oriente y los occidentales se ayudan unos a otros al llegar aqui y como se apoyan para abrir negocios. eso nunca sucederia entre nosotros los hispanos ya que no creo que el problema sea unicamente para los Mexicanos si no para el latino en general

    Reply
  3. dago

    Es increible… Y es más perceptible cuando como nosotros tenemos la oportunidad de estar en otro país.. A seguir luchando contra esos fantasmas y a cambiar la percepción de México en el mundo.. Un poquito hace una gran diferencia

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s